Noticias

Loading...

2014/07/25

Ordenan a familia Errázuriz pagar más de US$70 millones de indemnización a banco alemán

Por el no pago de créditos y la dilución de activos de Inverraz por cerca de US$1.300 millones.

Luego de una intrincada disputa judicial, que duró años en Chile y el extranjero, la familia Errázuriz Ovalle -liderada por el empresario, ex senador y ex candidato presidencial Francisco Javier Errázuriz Talavera- perdió una de las batallas finales en la disputa que mantiene con el banco alemán Kreditansatalt fur Wiederaufbau (KfW), por millonarios créditos concedidos al holding Inverraz, perteneciente al clan, y que precipitaron la desaparición de US$1.300 millones de activos familiares con el propósito de evitar las cobranzas judiciales.
Tras un fallo dictado por la jueza María Eugenia Campo (titular del 30° Juzgado Civil de Santiago) el 27 de junio pasado (último día en que la entonces magistrada se desempeñó en el Poder Judicial) se condenó al empresario, a su esposa y ex diputada María Victoria Ovalle, a sus siete hijos -Francisco Javier, María, Rafael, María Victoria, María Ignacia, Carolina María, Macarena, Magdalena Errázuriz Ovalle-, y a los ex ejecutivos de Inverraz, Jorge Sims y Eduardo Viada, a pagar en forma solidaria una indemnización por $40 mil millones.
Según la resolución judicial de 30 páginas, la sanción se justificó por el no pago, a contar del año 2000, de créditos por casi US$60 millones a la entidad germana y la posterior dilución de activos de Inverraz por cerca de US$1.300 millones en 101 nuevas sociedades de propiedad de la misma familia "con el propósito de vulnerar las garantías y pagos de dichos préstamos".
Al cierre de esta edición no fue posible contactar a los abogados de la familia Errázuriz Ovalle (el estudio jurídico Bosselin, Briones, Irureta & Sánchez), ni al hijo mayor del clan -Francisco Javier Errázuriz Ovalle-, ni al abogado del KfW, Ramón Domínguez, del estudio jurídico Noguera, Larraín & Dulanto.

Destino de las platas

De acuerdo al expediente judicial -de acceso público- a los pocos meses que Inverraz incumpliera los pagos, el banco KfW recurrió a la Corte Internacional de Arbitraje, la que en octubre de 2007 ordenó al holding pagar US$59,7 millones más intereses y costas.
Luego, y "tras una ardua oposición judicial", la Corte Suprema de Chile determinó en 2009 que la decisión de la Corte Internacional se cumpliera, lo que no se logró por la quiebra de Inverraz (decretada en 2011) y tras constatarse en esta empresa "la no existencia de bienes (...) y la existencia de una serie de operaciones que involucran a un sinnúmero de activos de Inverraz transferidos a otras sociedades manejadas directa e indirectamente por el Grupo Errázuriz".
Tras esta sorpresa, y luego de activar los seguros que el KfW había contratado para estos créditos, el banco recurrió a la justicia buscando una indemnización por los perjuicios que le ocasionó la familia Errázuriz Ovalle y sus ex ejecutivos, considerando que habían llevado a cabo "complejas" y "maliciosas" operaciones que "tuvieron como única finalidad bloquear, confundir o distraer al banco para eludir los compromisos con él" abusando de principios como "la buena fe, la equidad, la sanción a la simulación, el fraude a la ley y al enriquecimiento injusto y sin causa" logrando con ello situar los activos de Inverraz fuera del alcance del banco, señala el dictamen judicial.
En el fallo se deja constancia que los recursos obtenidos con los créditos otorgados por el KfW al clan fueron utilizados para financiar múltiples proyectos, tales como actividades mineras, agroindustriales, pesqueras y comerciales, "siendo beneficiarias otras sociedades del grupo que posteriormente fueron diluidas, eliminadas y desmanteladas (...) procurando que los activos permanecieran en la familia Errázuriz Ovalle".

Respuestas de los Errázuriz Ovalle

Frente a las acusaciones entregadas en su demanda por el KfW, las hijas de Errázuriz respondieron no haber intervenido como directoras o administradoras de Inverraz, al ser sólo accionistas de algunas de sus sociedades. También, argumentaron que en todo momento sus conductas "se han ajustado a las normas legales y morales por ser ellas personas serias, profesionales, madres y dueñas de casa", negando en todo momento haber participado en complejas operaciones para eludir el pago de los créditos de Inverraz.
De hecho, en sus respuestas María Victoria, María Ignacia y Carolina María Errázuriz Ovalle acusan al banco alemán de solicitar una indemnización "con un lenguaje ofensivo" y con el propósito de hostigarlas.
En otra contestación, la esposa de Errázuriz, junto a otras tres de sus hijas, señaló que las acusaciones eran genéricas y que sus intervenciones en Inverraz sólo se limitaron a actuar como ejecutivas de la firma y que su participación en el denominado Grupo de Empresas Errázuriz Ovalle se limitó a su calidad de accionistas.
De hecho, la ex diputada aseguró en el juicio que sólo percibió un sueldo cuando se desempeñó como parlamentaria entre 1998 y 2002, sin tener bienes ni patrimonio personal, asegurando que "los gastos mensuales de su casa los afrontaba con el depósito que le practicaba su marido".
En otro expediente del caso, el propio empresario y ex senador, su hijo Javier Errázuriz Ovalle (actual administrador de las sociedades familiares) y los ex ejecutivos de Inverraz, Jorge Sims y Eduardo Viada, descartaron todos y cada uno de los antecedentes de la demanda, llegando a negar todos ellos la propia existencia del conocido grupo empresarial Errázuriz Ovalle.

"Estrategia de desmantelamiento" de Inverraz

Para esta demanda, el KfW presentó al tribunal civil de Chile 80 pruebas, más tres informes elaborados por peritos: uno contable-financiero, otro en derecho y el tercero sobre los activos inmuebles de la familia Errázuriz Ovalle.
Dichos informes relatan que en un período de 10 años el patrimonio de casi US$1.300 millones de Inverraz se diluyó en una red de sociedades cerradas (en continua reestructuración y con similitud de nombres) que al final siguen perteneciendo a las mismas personas. A su vez, se detalla que no se encontraron bienes inmuebles importantes inscritos a nombre de la familia Errázuriz Ovalle, pese a que anteriormente sí los había por un gran valor, ya que éstos fueron traspasados a sociedades del mismo grupo.
Para explicar todas estas transacciones, el informe en derecho encargado por el KfW señala que las actuaciones de los controladores de Inverraz llevaron a que el patrimonio de este holding dejara de garantizar el pago de sus deudas, "haciendo desaparecer en la práctica el derecho de prenda", y llevando a que esos mismos controladores pasaran a usar la estructura formal de nuevas sociedades para impedir el pago al banco alemán.
Todos estos informes, en definitiva, sustentaron el fallo de la jueza María Eugenia Campo contra la familia Errázuriz Ovalle.
Lo anterior, porque -en contraposición a las pruebas del KfW- la familia Errázuriz se limitó a entregar al tribunal una serie de documentos en lenguaje extranjero que no aportaron a la investigación y una serie de testimonios que el mismo tribunal calificó de "inverosímiles excusas" .
A su vez, según consta en el fallo, el grupo familiar tampoco aclaró en qué circunstancias Inverraz se desprendió de 83 sociedades durante la administración de Jorge Sims, Eduardo Viada y Francisco Javier Errázuriz Ovalle.
Así, la jueza Campo determinó que con los antecedentes aportados se demostró que hubo extracción de valores de Inverraz en perjuicio de la misma sociedad y sus acreedores.
Conclusiones a las que la jueza llego considerando que "no existe ningún antecedente que permita indicar que el menoscabo financiero que presentó Inverraz (...) se debiera a decisiones erróneas en los negocios (...) lo que permite concluir que hubo una estrategia de desmantelamiento (...) de Inverraz para que el patrimonio de la firma continúe directamente bajo propiedad de la familia Errázuriz", justifica el fallo.
En su dictamen la jueza señala que la "confusión patrimonial" que se aprecia en este caso sólo puede entenderse como "intencional en el sentido de entorpecer deliberadamente el derecho de cobro"... "de todo lo cual se desprenden fuertes indicios de fraude contra los acreedores del Grupo Errázuriz".
Según el expediente del 30° Juzgado Civil, a los pocos días de dictado el fallo el estudio jurídico Bosselin, Briones, Irureta & Sánchez presentó tres apelaciones con el propósito de revertir la sentencia contra los Errázuriz Ovalle, sin que hasta la fecha estas peticiones hayan ingresado a la Corte de Apelaciones de Santiago.

Minería, comercio y automotríz: Millonarios activos familiares

El empresario Francisco Javier Errázuriz inició su fortuna a través de los negocios agrícolas y ganaderos en Chile e inmobiliario en Ecuador. En 1976 se adjudicó la representación en Chile de la japonesa Nissan que a inicios de 2012 su familia vendió a la nipona Marubeni.
En pleno proceso de expansión, en los 80 el hombre de negocios creó las AFP Invierta y Planvital, que también enajenó, además de las aseguradoras de vida y generales Renta Nacional y Leasing Nacional.
El empresario, además, ingresó al área pesquera y minera y en 1982 adquirió la cadena de supermercados Unimarc, que vendió en 2007 a la familia Saieh.
Transformado en un grupo económico de peso, Errázuriz incursionó en los rubros computacional, inmobiliario, comercial y bancario, tras adquirir en 1980 el entonces Banco Comercial de Curicó, conocido posteriormente como Banco Nacional.
El éxito alcanzado lleva a Errázuriz en 1989 a inscribirse como candidato independiente a la Presidencia, prometiendo, entre otros, "acabar con la UF en 3 minutos". En el intertanto, el gobierno militar decide intervenir al Banco Nacional y forzar su venta.
Pese a su fracaso electoral en las presidenciales (tras lograr el 15,05% de los votos), entre 1994 y 2002 el empresario fue electo senador, etapa en la que continúa su expansión inmobiliaria y minera.
Sin embargo, tras una serie de disputas judiciales de orden penal y laboral, en 2013 un tribunal de primera instancia lo declara "enajenado mental" sobreseyéndolo en un caso que involucraba a trabajadores de Paraguay que permanecían de manera irregular en el país.
Tras este episodio, las empresas familiares quedan al mando de su hijo mayor, Francisco Javier Errázuriz Ovalle, quien gestiona, entre otras, la minera no metálica Cosayach, la distribuidora de autos y maquinaria china Cidef y numerosos predios agrícolas.

por:  Luis Mendoza V.

SII amplía querella por delito tributario contra otros 76 involucrados en fraude al FUT

SII amplía querella por delito tributario contra otros 76  involucrados en fraude al FUT

Entre los nuevo querellados aparece la ex funcionaria de la institución, Mitzi Carrasco, acusada de participar activamente en la colusión que permitió la obtención irregular de devoluciones de impuestos.


El Servicio de Impuestos Internos (SII) presentó hoy ante el Octavo Juzgado de Garantía de Santiago una segunda ampliación de la querella por delito tributario en contra de otras 76 personas naturales y sociedades involucradas en el caso denominado "Fraude al FUT" , en el que los imputados realizaron operaciones que simulaban pérdidas tributarias para obtener devoluciones irregulares de Impuesto a la Renta, por los períodos tributarios 2007 al 2010.

La nueva ampliación de la querella a las 76 personas señaladas los sindica como autores del delito tributario contemplado en el artículo 97 N° 4, inciso tercero, del Código Tributario, que se refiere la obtención fraudulenta de devoluciones indebidas de impuestos.

En este mismo grupo figuran dos contadores a quienes, adicionalmente, se les imputa el delito previsto en el artículo N° 100 de dicho Código, que sanciona a estos profesionales cuando en el ejercicio de su labor incurren en falsedad o actos dolosos.

Entre los nuevos querellados, quienes no se encontraban incluidos en las anteriores acciones penales por delitos tributarios, figuran la ex funcionaria del SII, Mitzi Carrasco Rioseco (destituida luego de un sumario interno en noviembre del año pasado), el abogado Roberto Freeman Cáceres y los contadores Hernán Díaz Bahamondez y Eduardo Tillería Hinojosa.

Se espera que el Ministerio Público solicite la formalización de todos los involucrados en esta ampliación de querella, quienes arriesgan penas de hasta 15 años de cárcel y multas que pueden llegar al 400% del monto defraudado.

En la actualidad siguen en prisión preventiva los imputados Sergio Díaz Córdova, Iván Alvarez Díaz, Juan Carlos Prieto Lizama, Orlando Carvajal Rojas, Francisco Sivit Jeraldino y Horacio  Mayquel Soto.La ex funcionaria Mitzi Carrasco Rioseco y el contador Hernán Díaz Bahamondez, están con arresto domiciliario total.

Con la nueva presentación del SII en tribunales, el total de querellados por el caso alcanza a 125. De estos, un grupo de 6 contadores, 1 abogado y 2 ex funcionarios de la institución fueron los que conformaron una verdadera red delictual para defraudar al fisco, mientras que el resto corresponde a contribuyentes que obtuvieron maliciosamente devoluciones improcedentes por sumas que van entre los $6 y $113 millones.

Cabe señalar que el perjuicio fiscal calculado hasta el momento en este caso llega a $2.546 millones, pero considerando el gran número de contribuyentes involucrados en los hechos, el monto definitivo será determinado en el curso de la investigación.

ww.emol.com

What's wrong with Apple's iPad?



In a global tablet market that’s growing at 12% a year, iPad sales in the June quarter were down 9%.

“iPad sales met our expectations,” Tim Cook told analystsTuesday, “but we realize they didn’t meet many of yours.”
That’s a polite way of saying that he knew what was going on, even if most Apple analysts and much of the business press were clueless.
(Business Insider, always happy to stick a knife in Apple and twist it, ran back-to back-headlines: “Apple … Whiffed On iPad Sales Again” and “Only IBM Can Revive Apple’s iPad Sales.”)
By Wednesday morning, Wall Street had come around. Several analysts offered clients their own explanation for why iPad sales seem to have peaked. Here’s Piper Jaffray’s Gene Munster:
“We think there are three reasons for the declines in iPad,” he wrote in a paragraph headed “What’s wrong with the iPad?”
  • First, we believe that the majority of tablet market unit growth is coming from the lower end of the market and iPads are priced higher.
  • Second, we believe the low hanging fruit in the high-end tablet market has been captured with Apple selling 225 million iPads over the first four years. Tim Cook commented on the earnings call that the adoption of the iPad over the first four years has been better than they were expecting, perhaps suggesting the high end is becoming saturated.
  • Lastly, given iPads are not subsidized, the replacement cycles tend to be longer compared to an iPhone.
.
IBM’s plan to sell and service enterprise iPads could turn things around, Munster suggests. But he thinks they might get worse before they get better, especially if Apple releases an iPhone this fall with 5.5-inch diagonal screen — big enough to cannibalize iPad sales.
Steve Jobs famously said, “If you don’t cannibalize yourself, someone else will.” And because iPhone profit margins are better than the iPad’s, that’s the kind of cannibalization Jobs would have loved..
UPDATE: According to Jan Dawson, the iPad is generating revenues at a rate of about $30 billion a year, bigger than McDonald’s or Time Warner.
“Excuse me,” writes GigaOm’s Kevin Tofel in Why slowing iPad sales didn’t surprise Apple, “if I don’t shed any tears for Apple’s $30 billion iPad problem.”
Follow Philip Elmer-DeWitt on Twitter at @philiped. Read his Apple  AAPL  coverage at fortune.com/ped or subscribe via his RSS feed.

The shortest distance between two points? At UPS, it's complicated


Delivery drivers face an almost limitless number of possibilities on a single day’s route. At UPS, a decade-in-the-making system called Orion aims to find the absolute best one.

The number of possible routes that a UPS driver could take on any given day is enormous.
Strike that—the number of possible routes that a UPS driver could take on any given day defies comprehension. That’s not an exaggeration.
A driver for the delivery company typically makes between 120 and 175 “drops” per day. Between any two of those, there are a number of available paths to take. It is, of course, in the best interest of the driver and UPS to find the most efficient route. And that is where things get complicated.
According to UPS, the number to describe the complete set of possibilities in the scenario outlined above, as calculated using combinatorial mathematics, would have 199 digits. The number of possible options would exceed the number of nanoseconds that the Earth has existed.
“It’s huge—unimaginably large,” said Jack Levis, the company’s senior director of process management. “This is as high as you can get in analytics.”
For UPS, it was nothing if not a daunting optimization challenge. But the motivation was powerful: a reduction of just one mile a day per driver would save the company as much as $50 million.
The Atlanta-based company’s answer? A system called Orion, short for On-Road Integrated Optimization and Navigation, named after the hunter in Greek mythology, and a big data analytics effort if there ever was one. Orion—whose algorithm was developed in the early 2000s and piloted through 2009—uses 1,000 pages of code to analyze 200,000 possibilities for each route in real time to deliver the optimal route in about three seconds’ time.
“At first, the mathematicians thought it was going to take about 15 minutes to run,” Levis said. “They were pleased.”
UPS is working to deploy the system to all of its 55,000 North American delivery routes. By the end of 2013—after being applied to just 10,000 routes so far—Orion had already saved 1.5 million gallons of fuel and 14,000 metric tonnes of CO2 emissions. The company expects to complete the rollout by 2017.
There are two “rather inconspicuous” industries that are being disrupted by big data, according to Svetlana Sicular: transportation—which includes a logistics company like UPS—and agriculture.
Sicular, a Gartner analyst, believes that disruption is happening on a broad scale. Consider the commercial shipping industry: the Australian Maritime Safety Authority provides information about port activity in real time so that ships can vary their speed to save fuel and minimize port fees, Sicular said. The authority also uses geofencing—dynamic, location-based digital zones—to trigger and automate those fees, “and this is all transparent through open data,” she said.
It’s not just big data technologies that are causing this transformation, Sicular said. The convergence of mobile devices and cloud computing also play a major role.
“Mobility is important in collecting information and providing live connection to the drivers,” she explained. “Mobility is not just about mobile devices but also about sensors in trucks, planes and ships.”
Feeling pressure to make its operations more efficient, UPS introduced handheld devices for its drivers in the 1990s. “We had to create smartphones and communications online before they existed,” Levis said. In 2008, the company installed GPS tracking equipment on its delivery trucks. Orion is layered on top of this foundation.
Though there’s no easy replacement for a continent-spanning fleet of vehicles—until Amazon’s delivery drones materialize, anyway—the rise of cloud computing has made it easier for startup companies to access the sophisticated technology that only the largest enterprises previously enjoyed. It behooves UPS to stay ahead.
“To me, that’s the future of analytics and big data—not just telling you what has happened, but telling you what should happen and how to correct it in real time,” Levis said. “If a system is so smart that it predicts you’ll have a problem and solves it before it happens, it’s like Sherlock Holmes. It looks clairvoyant, but it’s not.
“It will take a while. But that’s the vision.”
Correction, July 25, 2014: An earlier version of this article misstated the fuel savings of the Orion system. It is 1.5 million gallons, not 1.5.

Can a new CEO rescue Wal-Mart's U.S. sales?



The retail giant named a new head of its struggling U.S. business on Thursday, but don’t expect miracles.

On Thursday, Wal-Mart  WMT  seemed to be playing the part of a losing sports team looking to turn things around by ousting the head coach. The Bentonville, Arkansas-based retail giant announced that it had hired a new chief executive to oversee its struggling U.S. stores.
Greg Foran, the current CEO of Walmart China, will take over Walmart U.S. for Bill Simon, who has held the position since 2010 and will be leaving the company. The moves comes nearly six months after Doug McMillon took over for a retiring Mike Duke as CEO of all of Wal-Mart.
In many ways, you can think of Simon’s departure as a natural reaction from someone who has been passed over for the company’s top job. “We had considered Simon as a potential candidate to replace Walmart’s former CEO, Mike Duke, but Doug McMillon was given the nod over Simon,” according to a note from investor research firm Morningstar. “We aren’t completely surprised by Simon’s departure.”
Financial services firm Cowen and Company in its own release said that it was “surprised that [Simon] stuck around for so long, as we thought he would want to start the clock on his 2-year non-compete as quickly as possible.”
Walmart Vice President of Communications David Tovar confirmed as much to Fortune. “Doug and Bill were two internal candidates for the top job. Doug got the job and, in those situations, it’s not uncommon for the person who didn’t get it to ultimately leave the company and go somewhere else.”
Wal-Mart, in its statement announcing the management change, praised Simon for leading a “turnaround that reinvigorated the company’s focus on everyday low costs, everyday low prices and an increased product assortment,” in his time as U.S. CEO.
Simon introduced the retail giant’s $4 prescriptions, increased its focus on healthier foods, and led a successful makeover of its apparel department by shifting to more athletically inspired gear, says Faye Landes of Cowen and Company.
But Simon’s track record at Wal-Mart has also been marred by struggling U.S. sales. “We know that our U.S. business is critical to the success of our company and that it can be even stronger,” McMillon said in a letter to Wal-Mart employees on Thursday. “[Foran] will bring fresh eyes to an increasingly competitive market that is changing rapidly.”
That’s a nice way of putting it.
Foran faces a daunting challenge. The company’s latest quarterly earnings revealed the fifth straight decline in U.S. sales, which factored into the retailer’s 5% drop in profits for the quarter ending April 30.
Competition from online retailers like Amazon.com and evolving shopping patterns among Americans—who are now making more frequent trips to dollar and drug stores—are partly to blame for the slumping sales. Tovar, Wal-Mart’s spokesman, told Fortune on Thursday, that Foran will continue the store’s ongoing strategy to address those concerns: opening smaller, 10,000 to 40,000 square-foot stores like Walmart Express and Neighborhood Markets and further embracing e-commerce.
Burt Flickinger, a retail consultant at Strategic Resource Group, for his part, attributed Wal-Mart’s poor U.S. performance in the past several quarters to “self-sabotage,” mainly its decision to cut worker hours and its well-publicized refusal to significantly raise workers wages—two big reasons why Flinckinger says Wal-Mart’s stores are increasingly sloppy and sparsely stocked. (Last year, Wal-Mart launched a program aimed at giving workers more access to open shifts.)
Underlying all of these factors is one that’s completely out of any CEO’s control: “A lot of [the declining U.S. sales] has to do, quite simply, with the fact that [Walmart's] business is skewed to the lower-end consumer, and that consumer is still hurting,” says Landes.
Indeed. According to a 2013 study from economists Emmanuel Saez and Thomas Piketty, the top 1% of Americans earned more than one-fifth of all the income earned by Americans in 2012. And for the first two years of the recovery, the mean net worth of households in the wealthiest 7% rose by an estimated 28%, while the mean net worth of households in the lower 93% dropped by 4%, according to the Pew Research Center. These trends have made a dent into consumer confidence: the majority of Americans did not report feeling good about the amount of money they had to spend until their income reached the $60,000-a-year mark, according to a Gallup poll conducted last year.
Low-earning customers are still “buying less discretionary items,” says Lande, and they’re resorting to cost-saving tactics when purchasing goods they must have, like “trading down from beef to poultry.”
And don’t think Wal-Mart hasn’t noticed. “Fundamental dynamics haven’t changed, and household incomes are still flat,” Simon said during the retailer’s earnings call in May. “As we head toward the political season and rhetoric heats up, it will continue to challenge consumer confidence.”
Does that mean that Wal-Mart’s chances for a U.S. sales rebound are nil, save for a full economic recovery? Not necessarily, mainly because the company has a perpetual advantage: its 4,200 U.S. stores still move enough goods to offer customers competitive prices, says Ken Perkins of Morningstar.
For that same reason, though, a turnaround won’t be easy. With that big an operation running on such small margins, it’s difficult to generate sales growth. Losing a sale or customer here or there can make a noticeable difference, Perkins says. “It’s hard to move a ship the size of Wal-Mart in the right direction,” he said.

After a two-week delay, Lyft finally launches in New York



Ride-share company says it has made ‘positive progress with local and state leaders.’

Cars with giant, pink mustaches could soon be seen in the streets of New York City.
After a two-week delay due to regulatory issues, ride-sharing service Lyft will launch in the city on Friday.
The company said in a statement that it has made “positive progress with local and state leaders” and has “finalized an agreement to offer immediate access” to its service through a beta launch.
“We’ll continue to work with the TLC, Department of Financial Services, and the Attorney General’s office to craft new rules for peer-to-peer transportation in New York,” thecompany added.
As part of the agreement, Lyft is required to halt operations in New York State cities Buffalo and Rochester by Aug. 1 in order to work further with the attorney general’s office. “Now that we’ve outlined a path forward with state leaders, we will work together to make peer-to-peer policy progress as we have in numerous other cities and states,” the statement continued.
On July 11, the city’s attorney general and the Taxi and Limousine Commission filed a restraining order against Lyft, halting planned operations in Brooklyn and Queens, according to Fortune.
Now that Lyft is launching, it will face competition from Uber, a rival ride-share service that is even less expensive than New York’s yellow cabs through its UberX service line.
In April, the company almost doubled the number of markets it reaches through an aggressive expansion in which it opened in numerous cities to get to 60 markets in total. The company also received $250 million from Alibaba, Third Point and Andreesen Horowitz.

Molson Coors CEO to retire at year’s end

 

Molson Coors said Friday its CEO Peter Swinburn will retire at the end of the year after a 40-year career in the beer business, and will be succeeded by the company’s top European executive.
Swinburn, 61 years old, is retiring from the maker of brands such as Coors Light and Carling after serving as CEO since 2008. Among the notable moves Molson Coors made during his tenure was the company’s roughly $3.5 billion acquisition of Central and East European brewer StarBev LP, a deal that expanded the company’s footprint in Europe’s emerging markets.
He will be succeeded by Mark Hunter, 51 years old and most recently CEO and president of Molson’s European business. Hunter has been in the industry for 25 years, and previously held various marketing leadership positions for Bass Brewers, as well as served as an executive at Molson Coors Canada and led the company’s Central Europe business.
Molson Coors is one of the world’s largest brewers and owns a stacked portfolio that includes Blue Moon and Molson Canadian. Canada, the U.S. and Europe are some of the company’s top markets, and the company has faced challenges in many Western markets as demand for the overall beer industry has softened as more consumers turn to wine and spirits. Still, Molson’s net sales totaled $4.21 billion last year, up from $3.92 billion the prior year.

Fondos especulativos acusan a Argentina de buscar cese de pagos

Manifestacion Argentina Fondos Buitres
Las claves
  • Mañana seguirán las reuniones en el despacho de Pollack, que ha convocado el encuentro a las 10.00 hora de Nueva York (14.00 GMT), después de emitir un comunicado en el que el mediador aseguró que "los asuntos que separan a las partes del caso siguen sin resolverse" y que Argentina rechazó la posibilidad de un acuerdo cara a cara con los fondos.
Un portavoz del fondo de inversión NML, que lidera la querella contra Argentina por el impago a los bonistas que no se acogieron a la reestructuración de la deuda, aseguró hoy, tras la reunión con el mediador, que el país “dejó claro que se inclinarán hacia el cese de pagos la semana que viene”.

Después de reunirse con el abogado especialista Daniel Pollack a petición del juez Thomas Griesa, NML explicó que “los acreedores llegaron a la oficina del mediador esta mañana preparados para negociar y deseando ser flexibles para avanzar hacia una solución”, pero “Argentina otra vez rechazó negociar ningún aspecto de la disputa” y “sus representantes afirmaron que no había solución posible”.

Mañana seguirán las reuniones en el despacho de Pollack, que ha convocado el encuentro a las 10.00 hora de Nueva York (14.00 GMT), después de emitir un comunicado en el que el mediador aseguró que “los asuntos que separan a las partes del caso siguen sin resolverse” y que Argentina rechazó la posibilidad de un acuerdo cara a cara con los fondos.

“Seguiremos buscando la manera de incluir a Argentina en las negociaciones, pero en este momento hay una total falta de voluntad por parte de Argentina para solucionar el problema”, concluyeron desde NLM.

En una audiencia celebrada este martes, Griesa, que está a cargo de la demanda presentada por los fondos contra Argentina, urgió a las partes a negociar para llegar a un acuerdo antes del 30 de julio, cuando vence el plazo para que Argentina pague a los tenedores de su deuda que aceptaron los canjes de 2005 y 2010.

Con esos canjes, aceptados por más del 90 % de los acreedores a pesar de que implicaban grandes descuentos, Argentina resolvió en parte el millonario cese de pagos de 2001.
Los fondos de inversión especulativos, conocidos como fondos buitre, que no se acogieron a dicha reestructuración de la deuda reclaman también recibir pagos de Argentina y sin quitas.

Aunque el país austral desembolsó en junio 1.031 millones de dólares para pagar a los bonistas que aceptaron el canje, gran parte del dinero quedó congelado en los bancos por recomendación del juez Griesa, que aboga por el pago simultáneo a los dos tipos de acreedores del país suramericano .

El periodo de gracia de 30 días dado a Argentina termina el 30 de julio y si los bonistas no reciben para entonces su dinero, se producirá un “default” (cese de pagos) técnico.
La comitiva argentina que acudió este jueves a las oficinas del abogado en Nueva York estuvo formada por el secretario de Finanzas, Pablo López, el secretario del área Legal y Administrativa del Ministerio de Economía, Federico Thea, la procuradora del Tesoro, Angelina Abonna, y el subprocurador del Tesoro, Javier Pargament

www.infolatam.com

Hinzpeter, al otro lado

En su primera entrevista como gerente legal de Quiñenco, Rodrigo Hinzpeter cuenta cómo han sido estos 3 meses en el mundo privado, su aterrizaje en el principal grupo económico del país y el alejamiento del primer plano que tuvo como ministro de Piñera. Mucho menos frontal que antes, el abogado dice que está contento y que hoy no quiere pelear con nadie. Desde su nuevo palco, se refiere, además, a las principales reformas que impulsa este Gobierno. Ésta es la otra vida de Hinzpeter.
Por María José López
Fotos: María José Urcelay
Hinzpeter
La noticia no golpeó a Andrónico Luksic. Cuando el 14 de marzo pasado Rodrigo Hinzpeter anunció públicamente que se alejaría de la política y de RN, varios se impactaron con su decisión. Luksic no fue uno de ellos: era de los pocos que estaba al tanto de que el ex ministro de Interior y Defensa de Sebastián Piñera volvería al mundo privado.
Apenas dejó La Moneda, Hinzpeter recibió un llamado que no esperaba: el presidente de Quiñenco quería hablar con él. Se reunieron en su oficina, en el piso 16 de la matriz que agrupa las empresas del clan de origen croata, entre ellas el Banco de Chile, CCU, Enex, Invexans y Tech Pack (ex Madeco). Entonces, el empresario fue al grano: le contó que Manuel José Noguera, un histórico asesor del grupo, dejaba la gerencia legal de la compañía y necesitaba un reemplazante para ese puesto de extrema confianza dentro del holding.
Entonces, Hinzpeter ya había desechado la idea de seguir en política. “La política me había dejado muy cansado, desgastado y bastante desilusionado”, cuenta desde su oficina en Quiñenco. Y aunque su plan era reintegrarse como socio al estudio Bofill Mir & Álvarez Jana, la oferta que le planteó Luksic ese día, mientras tomaban un café, lo tentó. “Me ofreció incorporarme como abogado inhouse, en un momento en que ser gerente legal de un grupo es muy desafiante porque significa estar en la primera línea de las decisiones, negociaciones y las transacciones”, explica Hinzpeter.
“Hoy el abogado inhouse, el abogado interno, el gerente legal, el general counsel, como se dice en inglés, es cada día parte más fundamental de las decisiones de negocios. Antes, sólo se le incorporaba cuando había problemas, aislado de los ejecutivos que conducían las transacciones. Esa posición a mí no me hubiera interesado”.
Aunque Luksic sondeó a otros candidatos para el puesto, Hinzpeter reunía atributos que lo convertían en una pieza clave dentro del holding: es considerado un buen –y duro– negociador, con manejo político; fue socio por años de un importante estudio de abogados; tiene redes y amistades transversales; y, es cercano al “piñerismo”. Porque, a pesar de que Andrónico Luksic ya había probado a otros ejecutivos con perfil político a la cabeza de sus empresas –tuvo a René Cortázar y después a Nicolás Eyzaguirre a cargo de Canal 13– para muchos, el nombramiento de Hinzpeter fue visto como una movida estratégica: reclutó a quien fuera un hombre fuerte de la administración Piñera, un gobierno del que varios empresarios lamentaron perder contacto –y peso– en La Moneda.
Con todo, a fines de marzo, y después de un par de semanas de reflexión y conversaciones con sus amigos y ex socios –Andrés Jana y Alejandro Álvarez– Hinzpeter se acercó a Luksic con la respuesta: aceptaba el cargo.
Tras el apretón de manos, se juntó con otros integrantes de la familia y accionistas de Quiñenco, entre ellos, Jean Paul Luksic; Nicolás Luksic e Iris Fontbona. El deal quedó sellado.
Hinzpeter se instaló en Quiñenco el 3 de abril, en una oficina emplazada en el ala sur del piso 16, a pocos metros de Andrónico, lo que le permite tener contacto directo y permanente con él, así como con Francisco Pérez Mackenna, Luis Fernando Antúnez, Felipe Joannon y Martín Rodríguez, los principales ejecutivos del grupo.
El aterrizaje ha sido intenso: ha viajado a Francia, España, Alemania y Estados Unidos. Se ha reunido con prácticamente todos los abogados y estudios extranjeros que asesoran al grupo y se ha dedicado a fondo a estudiar el tejemaneje de las firmas que componen el holding. Una tarea en la que también ha debido cambiar algo de su estilo: si antes era una persona que iba al choque en sus declaraciones, hoy debe medir más sus palabras y adaptarse a las reglas del discreto mundo corporativo.
-Es un cambio total en su vida: dejó el servicio público, a Piñera y se unió, como empleado, al mundo de las empresas. ¿Por qué decidió dar el salto?
-Siempre compartí mi tiempo entre la actividad profesional y la política. Pero luego de 4 años como ministro, más dos jefaturas de campaña presidencial, decidí volcarme de lleno a la profesión y su ejercicio privado. Creo, modestamente, que hice mi aporte. Será grande, mediano o pequeño. Que otros juzguen eso, yo sé que lo que hice lo realicé con toda mi energía y compromiso por el país. Fui ministro del Interior en los meses siguientes al 27F. ¡Uf! Créame que fue duro y siento que ayudamos a muchos chilenos a pasar un poco mejor esos agrios días.
-Hay abogados que se preguntan por qué aceptó emplearse y dejar la “cabeza” de un gran estudio…
-Varios me lo han preguntado. Uno, en el ejercicio como abogado, siempre está a disposición de un ejecutivo o de un proyecto. Eso no cambia: la responsabilidad con esos proyectos desde una gerencia legal es más o menos la misma. Lo que realmente cambié es la práctica en el entorno de un estudio, donde uno se relaciona permanentemente con abogados. Ahora el único abogado del equipo ejecutivo, por llamarlo así, soy yo. Ésa es la principal diferencia.
-¿Tiene peso en las decisiones que toma el grupo? ¿Exigió eso?
-No fue necesario porque es, precisamente, lo que Andrónico me planteó como esencial del proyecto. Hoy el abogado inhouse, el abogado interno, el gerente legal, el general counsel, como se dice en inglés, es cada día parte más fundamental de las decisiones de negocios. Antes, al abogado se le incorporaba en el proceso cuando había problemas, y el resto del tiempo estaba al margen, en una pieza más gris, aislada de los ejecutivos que conducían las transacciones. Esa posición a mí no me hubiera interesado. Actualmente, los abogados se incorporan a los comités, están presentes en las negociaciones y eso supone un manejo de los números, de conceptos económicos como tasas de descuento, Ebitda, NAV, retorno sobre capital, que antes eran definiciones que los abogados se sentían con el derecho de no conocer.
-¿Por qué el grupo Luksic se fijó en alguien con su perfil para integrar el equipo?
-Es un poco incómodo que yo conteste acerca de las cualidades para que se fijen en mí. Tendrá que hacerle esa pregunta a Andrónico Luksic. Me ocupo de los temas comerciales del grupo desde una perspectiva legal y hago mi aporte desde esa esquina.
-Dentro del empresariado hay varios que lamentan que el gobierno de Piñera los dejó de lado. ¿Coincide con ellos?
-No estoy de acuerdo con esa impresión. ¿Qué se le pide a un Presidente, básicamente? Que haga crecer al país, que cree empleos estables y de calidad, que acometa los desafíos de reformas con responsabilidad fiscal y sin populismo. En todo eso el ex Presidente Piñera lo hizo muy bien.
-¿Se conocían con Andrónico Luksic de antes?
-A Guillermo lo conocía más, a Andrónico menos. No había tenido la oportunidad de trabajar con él, pero la experiencia de estos meses ha sido muy enriquecedora, tiene carácter y visión. A quien conocí más fue a Guillermo, con quien tuve la oportunidad de juntarme muchas veces a comer o simplemente a conversar. Al igual que Andrónico, era un gran hombre a quien siempre lo seducía conversar sobre Chile y sus desafíos políticos. Les interesa mucho lo público. Pienso que es algo heredado de su padre. Desafortunadamente, Guillermo falleció muy joven.
-¿Cómo ha sido el “cambio de mando” con Manuel José Noguera, un histórico del grupo?
-Manuel José se ha mantenido como asesor del directorio. Eso ha facilitado mucho la transición, ya que he podido seguir contando con él para lo que necesite. Su disposición ha sido generosa. Estoy muy agradecido de él.
-Ha debido cambiar el “primer plano”, por un perfil mucho más bajo... Los ejecutivos de Quiñenco, y en general el grupo Luksic, se caracterizan por el bajo perfil. ¿No echa de menos el protagonismo?
-Lo mejor que me ha ocurrido es salir de la primera línea. Han pasado meses y aún a veces me sorprendo positivamente cuando voy caminando por la calle, solo, mirando a la gente, los árboles, los autos, sin la pesada carga que supone tener funciones de Estado.

La reforma puertas adentro

-Como representante de uno de los grupos económicos más grandes del país, con un portafolio de inversiones en sectores como el financiero, industrial, portuario, naviero, ¿cómo se preparan para los cambios que se vienen?
-Las decisiones de inversión siempre están vinculadas, no completamente, pero sí en parte, a la normativa de cada país. Pero Quiñenco tiene un compromiso fuerte con Chile y también ve las oportunidades que le brinda el país, no sólo los problemas. Además, el grupo tiene una internacionalización que lo lleva también a mirar oportunidades en todo el mundo, en Europa, en Sudamérica, hay varios países que crecen a tasas atractivas.
“Me ha llamado la atención la forma en que la defensa de Julio Ponce se ha conducido. Demasiado agresiva e intentando involucrar a personas que no tienen nada que ver. Me refiero al ex Presidente Piñera, pero también aludo a la querella contra Fernando Coloma”.
-¿Qué le parece el acuerdo alcanzado en la reforma tributaria? Andrónico Luksic fue de los primeros en criticarla…
-Me inquietó mucho la propuesta inicial y la falta de diálogo que existió durante demasiado tiempo. El acuerdo es un avance, pero sólo endereza un poco un proyecto que tendrá impacto negativo en el dinamismo de la economía del país. Mire la nueva estimación del déficit fiscal al 1,7% del PIB. Mala noticia ésa. La desaceleración de la economía o la incertidumbre que produjo el texto inicial costó muchos millones de dólares a Chile. Eso es costo hundido y no lo restablece un acuerdo que, además, habrá que ver cómo se materializa. Ciertamente, aprecio mucho el esfuerzo por el consenso que están haciendo todos. Pero aún hay cierta vaguedad de conceptos e incertidumbre. La mayor recaudación se está planteando para una reforma educacional que todavía no conocemos y donde pareciera que la calidad no se agendó como lo prioritario. Pero tengo confianza en que no se van a cometer embarradas que le cuesten caro al país.
-¿Cómo evalúa a Eyzaguirre en ese sentido?
-No quiero juzgar a los ministros ni expresar opiniones de ellos. Ser ministro es una carga muy significativa y a veces uno se forma una opinión por un gesto o declaración que termina descontextualizando. Yo lo sufrí muchas veces. Confío en que cada uno de los ministros tiene clara la importancia de su trabajo para el país completo.
-¿Quiñenco ha puesto pausa en sus inversiones hasta que la situación se defina?
-No advierto ningún detenimiento o postergación en las inversiones dentro del Grupo.
-¿Cómo evalúa a la derecha en este debate?
-De menos a más, como todos los actores en general. En esta ocasión, fueron los empresarios los que actuaron en forma muy colaborativa e inteligente. Fueron una pieza fundamental para evidenciar los problemas de la primera reforma, contribuyeron en buscar las soluciones y han aceptado, con mucha nobleza, el mayor aporte económico que van a tener que hacer sus empresas. Los he visto discutiendo mecanismos más que porcentajes, ideas globales antes que intereses particulares. Este acuerdo se comenzó a construir entre el ministro Arenas y el empresariado. Después se sumó el mundo político.

El ex ministro

-¿Cuál cree que fue su principal aporte como ministro?
-En materia de seguridad. Me comprometí con perseguir la colocación de bombas. Me acusaron de exagerado, de coludirme con la fiscalía, y un sinfín de ridiculeces. Respondí que no debíamos esperar que se colocara una bomba en la locomoción colectiva o que hubiera muertos para llamar esto terrorismo, mientras los jueces condenaban por daños a la propiedad. Eso consta en la prensa y mire lo que ha ocurrido recién en el Metro. No fue fácil construir la idea de que la violencia y que los encapuchados en las manifestaciones eran inadmisibles en un Estado de derecho. Me enfrenté fuertemente con muchas personas que plantearon que se estaba estigmatizando y coartando el derecho a expresión.
-En ese sentido, ¿cómo ve a las actuales autoridades?
-Hoy veo a autoridades de este Gobierno criticando con igual o mayor energía la violencia e invocando la Ley Antiterrorista cuando se pone una bomba. Fui acusado constitucionalmente en dos ocasiones por el control del orden público, que es una cuestión que compete exclusivamente a Carabineros, pero en sus definiciones fundamentales tiene que ver con que no es posible aceptar, en el entorno de una manifestación, la violencia que uno ve. Yo creo que ése es un criterio que hoy el país comparte mayoritariamente. El Gobierno también continuó el plan Estadio Seguro, lo que da cuenta de que se comprendió algo que inicialmente fue criticado por muchos, ¡para qué decir por los barristas!
-¿Fracasó en una de sus principales promesas, que era combatir la delincuencia?
-Las cifras dicen que no. Tuvimos una reducción de la delincuencia superior al 15%, que fue la meta que nos pusimos. Esta reducción, fuera de bromas, es la más alta históricamente desde que se mide la victimización a través de la encuesta ENUSC. En términos de opinión pública, la cosa es diferente. No se pudo transmitir esa realidad y quedó una sensación injusta de que no habíamos cumplido.
-¿Hace mea culpa de algo en su pasada por el Gobierno? ¿Algo que faltó por hacer, o que se pudo hacer mejor?
-Con el tiempo, uno se da cuenta de que hubo cosas que no hizo bien y otras que pudieron hacerse mejor. Pero siempre he tratado de no expresar de qué cosas se arrepiente uno, así como tampoco voy a ser yo quien diga en qué cosas tuve acierto.
-Se lo pregunto porque en el ambiente reformista que se vive hoy, y frente a los anuncios del Gobierno en varias áreas, muchos se preguntan ¿por qué durante su Gobierno no se hicieron reformas? ¿No era necesario?
-No hay mejor reforma tributaria que el crecimiento económico. Crecer al 3% supone una noticia muy mala para la recaudación fiscal y si pudiéramos crecer al 5% y al 6%, como lo hicimos hace pocos años, estaríamos recaudando muchos millones de dólares que el Estado no va a tener. Si es para mejorar la calidad de la educación, se justifica recaudar fondos, pero no sé si a través de una reforma como ésta. Se está pidiendo un esfuerzo tributario importante, pero sólo se ha compartido el título del destino de esos fondos, y no el contenido. El problema es que no se han redactado las estrofas de esa canción y no sabemos cuál va a ser su melodía y si realmente va a mejorar la educación.
-El mensaje que muchos reciben de este Gobierno es que está partiendo de cero, haciendo todo, o varias cosas de nuevo y que la administración anterior prácticamente no avanzó en estas materias…
-El Gobierno no está haciendo todo de nuevo, aunque con anuncios, inadvertida o deliberadamente, esté dando esa impresión. Han anunciado proyectos de reformas que se construyen a partir de una cierta negación de que ellos gobernaron el país durante 20 años. Están borrando o deslegitimizando un trabajo conjunto del cual ellos fueron parte protagónica. Pienso que es parte del entusiasmo de los primeros días de gobierno. Hace poco tiempo estuve en Argentina, y me pregunté por qué ellos y otros países de la región estaban tan mal. Y la pregunta correcta es: ¿por qué Chile no está así? Cuando nos respondamos eso, vamos a tener claro cuáles son los márgenes en los que podemos movernos, y de los que no debiéramos salirnos para seguir avanzando.
-¿No es un poco conformista esa mirada? Hay desigualdades importantes, y varios señalan que su Gobierno no supo leer las nuevas exigencias…
-Obviamente que nosotros nos dimos cuenta de que el mundo y Chile cambió. Pero el problema es que por qué si el mundo cambia, la autoridad no debe dejar de hacer las cosas de la manera en que funcionan y debe tener carcácter y poco aprecio por la popularidad fácil para no dejarse tironear por la ruta hacia los cambios que se proponen desde el asambleísmo o la manifestación de la calle. Lo único que se consigue así es descarrilar a los países. Hoy día, con el acervo cultural de varios siglos, está bastante acreditado cuáles son las ideas que funcionan y cuáles son las ideas que no funcionan. Y hay cosas que no se pueden volver a hacer.
-¿Este Gobierno se está dejando tironear, cree usted?
-Yo espero que, finalmente, no se deje tironear.
“La desaceleración de la economía o la incertidumbre que produjo el texto inicial (de la reforma tributaria) costó muchos millones de dólares a Chile. Eso es costo hundido y no lo restablece un acuerdo que, además, habrá que ver cómo se materializa”.

“Hoy no quiero pelear con nadie”

-¿Adiós a los estudios de abogado y a la política, independiente de quién sea el candidato de aquí a 4 años?
-El compromiso que hice a la familia Luksic antes de asumir fue abocarme un 100% en estas tareas y por un período de tiempo extenso. Independiente de quién sea el próximo candidato o Presidente, yo me quedo acá.
-¿Echa de menos la política?
-Para nada. Pero no desprecio la política. Es una actividad indispensable. La buena política hace una diferencia esencial en la calidad de vida de millones de personas. Hay que alentar la incorporación de talentos a la actividad pública. Lo que no echo de menos es al oportunista que aborda temas complejos de manera frívola.
-Desde la lejanía y con la cabeza en frío, ¿cómo mira a la derecha hoy?
-Un padre a punto de quebrar manda por separado a sus dos hijos a un país de África para vender zapatos. Uno le dice que será imposible, ya que en ese país nadie usa zapatos. El otro le dice que se harán millonarios. Que nadie tiene zapatos, por lo que podrán vender grandes cantidades. Esta última mirada me gusta más para la centroderecha. A pesar de haber sufrido una derrota en la pasada elección, tengo enorme optimismo en su futuro. No hay mejor aliado en política que estar junto a las ideas que funcionan bien y en el mundo entero esas ideas son las de la centroderecha. Me refiero a la opción por el mercado y el crecimiento económico, empleo, buenas políticas focalizadas de promoción social, red de calidad para educación y salud, y mucha libertad en un sentido amplio.
-¿A quiénes asocia para ambos casos?
-Con el optimista me acuerdo de los que quieren abrir espacio a nuevas y buenas ideas. Veo a personas de la UDI, RN, Amplitud y Evópoli. Al pesimista lo asocio con sectores que les cuesta reconocer los cambios y que creen que la libertad es una cuestión puramente económica y que no puede ejercerse en el campo de la vida privada.
-¿Lo dice por Carlos Larraín y los más conservadores de su sector?
-No quiero dar nombres. Ya tuve suficiente tiempo para discutir y hoy día no quiero discutir ni pelear con nadie.
-¿Con quiénes se sigue viendo? ¿Con Juan Carlos Jobet, Hernán Larraín, Felipe Bulnes, Ignacio Rivadeneira, por ejemplo?
-Los sigo viendo y serán compañeros de toda la vida. Me he visto un poco más con Juan Carlos y Felipe Bulnes.
-Varios de la administración Piñera volvieron al mundo privado. ¿No cree que le falta más compromiso a su sector?
-Al revés. Más riesgoso me parece aquel que no puede reinsertarse en la vida privada y que está forzado a vivir de lo público permanentemente. El tránsito entre la vida privada y la vida pública, en una sociedad moderna, con sistemas de control que funcionan y con transparencia, no debe ser nada traumático. Lo otro es crear estancos y repartirse trincheras. Unos en lo público y otros en lo privado. Eso es absurdo y poco libertario.
-¿Con Sebastián Piñera ha perdido contacto?
-Ahora es imposible verlo como antes. Pero nos seguimos viendo y hablando por teléfono.
-¿Cuándo fue la última vez que lo vio?
-Hace no más de 10 días. Tomamos desayuno juntos. •••
__________________________________________________________________________________________

Cascadas: Por qué Luksic no fue a declarar

-¿Qué opinión tiene del caso Cascadas? Andrónico Luksic fue citado a declarar y no concurrió. ¿Por qué?
-Me ha llamado la atención la forma en que la defensa de Julio Ponce se ha conducido. Demasiado agresiva e intentando involucrar a personas que no tienen nada que ver. Me refiero al ex Presidente Piñera, pero también aludo a la querella contra Fernando Coloma y otras actuaciones que se han expresado a través de la prensa. Respeto plenamente el derecho a defenderse y la libertad para hacerlo como uno estime apropiado, pero también constato que ese estilo ha expuesto innecesaria y negativamente el caso y eso causa un daño al sistema. Respecto de la citación a Andrónico Luksic, le puedo decir que una parte involucrada pidió su citación, pero la SVS resolvió hacerlo sin el apercibimiento que contempla su ley orgánica. En ese contexto, para él no resultaba obligatorio concurrir, ni para nadie citado de la misma manera.
-La citación la pidió la defensa de Leonidas Vial. ¿Usted le recomendó a Luksic no ir?
-Independiente de las recomendaciones que uno puede hacer, la decisión de excusarse de declarar la tomó él solo.
-La defensa de Ponce insiste en que el asunto se trató en un comité político mientras Piñera era Presidente.
-Era ministro de Defensa en la época que se refieren. Sin embargo, estuve en el comité político casi tres años y los temas que ahí se trataban eran de país, de gobierno y de verdad creo que es presuntuoso e irrespetuoso con una autoridad del país como es el Presidente de la República.